Ateísmo

¿Qué es el ateísmo?

El ateísmo es la falta de creencia en una deidad, lo que implica que no existe nada más allá de los fenómenos naturales (la materia) y que la muerte termina con todas las unidades orgánicas individuales.

 

A pesar de una constante campaña de desprestigio en contra de los ateos, la verdad es que cada uno de nosotros tiene un código moral que deriva de lo que considere adecuado. Muchos de nosotros suscribimos el humanismo secular, pero realmente lo único que nos une es nuestra falta de fe.

De resto, cada ateo puede tomar las decisiones que considere necesarias sin consultar con nadie sino con su propia conciencia y elegir su propio camino.

 

7 comentarios en “Ateísmo

  1. Quiero que me escriban al correo porque quiero formar parte de la comunidad atea,no soy creyente, siempre he sido atea.

    1. Saludos Milta Ariza, te escribimos por interno 🙂

  2. ¡Qué ironía!

    Después de una semana del despiadado terremoto en el Ecuador, una señora dijo: ” Gracias a Dios no ha llovido”.

    Yo pensaría al contrario, por qué Dios no les perdonaría el terremoto y les mandaba el agüita….

    Esos son los modelos mentales de nuestro pueblo……

  3. Hola. Buenas noches

    Me gustaría tener más info a cerca de esta comunidad. Si hay charlas, reuniones, etc…
    Muchas gracias

  4. Jajajaja tan pendejos. Sigan con su ateísmo, eso les llevará muy alto (perdón, los dejará acá en la Tierra y no podrán trascender). Adiós!

    1. Muchas gracias por sus consejos

  5. Interesante el texto. Tan sencillo como eso, un ateo simplemente rechaza toda creencia espiritual por falta de evidencias claras de su existencia, ya que solo encontramos falacias argumentativas al respecto. En cuanto a la moral, no es tan solo eso, en todas las sociedades que ha establecido el ser humano existen normas y/o leyes que se estipulan para mantener un orden dentro de la misma, y que cada miembro debe respetar y obedecer. Además no solo es desprestigio, también deberíamos de ver la discriminación hacia la comunidad atea, pero es la misma sociedad la que nos tacha de inmorales, una recia ironía. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *